Herpesvirus Bovino 1

De WikiVet Español
Saltar a: navegación, buscar

Tambien conocido como: BHV -1 — Herpesvirus Encefálico Bovino Tipo 5 o Tipo 1 infección en Bovídos — Rinotraqueitis Bovino InfecciosoVulvovaginitis Pustular Infecciosa — Balanopostitis Pustular Infeccioso — IPB

Introducción

Herpesvirus Bovino 1, produce tres enfermedades; Rinotraqueitis Bovino Infeccioso (IBR) y Vulvovaginitis Pustular Infecciosa (IPV) en hembras y Balanopostitis Pustular Infeccioso (IPB) en machos.

Las manifestaciones clínicas de la circulación del Herpesvirus Bovino-1 en un rebaño dependen de la virulencia de la cepa predominante. Cuando cepas virulentas circulan, la morbilidad es de hasta 100% en un rebaño ingenuo. De lo contrario la morbilidad es de aproximadamente 20%. La mortalidad varía entre 0 y 10%.

Distribución

La distribución de la infección es mundial y ha sido diagnosticada en todos los países probados[1].

En años recientes, algunos países Europeos han podido erradicar la infección mediante a la aplicación de una política de sacrificio estricta, por ejemplo Dinamarca, Suecia, Finlandia, Suiza y Austria. [2] Otros países han implementado programas de control parecidos.

La infección es endémica en el Reino Unido.

El Herpesvirus Bovino-1 se transmite por secreciones nasales o genitales. La transmisión es en forma directa, de un animal a otro, por via respiratoria o reproductiva. La transmissión indirecta tambien se puede ocurrir a través de fómites. La transmisión vertical ocurre en vacas, cuando el virus infecta al feto a traves de la placenta.

En un rebaño la circulación de Herpesvirus Bovino-1 se inicia por la reactivación del virus y la re-excreción por animales con infecciones latentes que ya está presente, o más a menudo por la introducción de un animal infectado de forma aguda o de latente.

La transmisión entre rebaños es un riesgo importante de la circulación del Herpesvirus Bovino-1. La transmisión aérea de Herpesvirus Bovino ha sido demostrado por distancias cortas y puede proporcionar una explicación por la transmisión entre rebaños.

Razas Más Afectadas

Los huéspedes naturales son las especies bovinas. Herpesvirus Bovino-1 tiene una especificidad de especie estrecho. Las especies susceptibles realmente se puede definir como animales en los que Herpesvirus Bovino-1 se puede establecer una infección latente, como el ganado y las ovejas [3], las cabras [4] y otras especies pertenecientes a la subfamilia de los Bóvidos.

Los brotes son más frecuentes en el ganado entre 6 y 18 meses de edad, aunque todas las edades del ganado son susceptibles. Los terneros suelen estar protegidos por los anticuerpos del calostro hasta los 3-4 meses de edad entonces la infección antes esta edad es poco común.

Signos Clínicos

Los signos clínicos del Rinotraqueitis Bovino Infeccioso (IBR) varían con cada cepa particular, pero clásicamente incluyen tos, secreción nasal serosa, taquipnea y disnea. También puede haber signos de un lagrimeo aumentado y una conjuntivitis marcada. Se excreta el virus por las secreciones nasales tan pronto como 24 horas después de la infección. Después de un período de incubación de 2 a 4 días, las secreciones nasales son más profusos y cambian de una secreción sero-mucosa a una mucopurulenta. Normalmente el animal tiene fiebre y esta débil, aburrido y deprimido. Por lo general, tendrá una reducción del apetito y puede mostrar signos de una pérdida de peso. Si es una vaca lechera, la producción de lecha será menor. Los animales jóvenes muestran ptialismo. En los hatos lecheros donde la infección es endémica, no es raro que los animales que presentan con una caída de la producción de leche, y con o sin fiebre.

Rinotraqueitis Bovino Infeccioso (IBR) puede causar aborto si las vacas o novillas susceptibles están infectados durante el embarazo. El aborto esta generalmente observada entre 4 y 8 meses de gestación. La muerte embrionaria temprana también puede ocurrir. El aborto es una consecuencia de la infección respiratoria de las vacas preñadas. La viremia permite que el virus entra por la arteria uterina y que cruce a través de la placenta. El aborto es debido a una infección lítica del feto. Todos los órganos internos del feto, especialmente el hígado y corteza renal, muestran focos de necrosis. Una necrosis multifocal generalizada esta diagnosticada. [5] La infección de las vacas durante el último trimestre de gestación puede culminar en la muerte neonatal, y la muerte de terneros débiles puede ocurrir durante las 2 primeras semanas de vida. [6]

La infección latente puede ocurrir, las células virales residen en el nervio trigémino. El ganado infectado puede excretar el virus de una forma intermitente sobre todo después de episodios de estrés. Otros animales se recuperan en 14 días, debido al aumento de la respuesta inmune específica. La conversión a una infección latente es una secuela común y en términos de control, todos los animales en una finca endémica deben estar considerados como portadores latentes potenciales, independientemente de sus niveles de anticuerpos. Algunos cepas altamente virulentas de Herpesvirus Bovino-1 inducen una alta tasa de mortalidad.

En el Rinotraqueitis Bovino Infeccioso (IBR), los signos se incluyen dolor de la vagina o el pene y una inflamación eritematosa de esta región, una reticencia a reproducir, una secreción mucosa de la vulva o el pene y signos de úlceras, vesículas y erosiones en el pene o la vagina. A veces el animal orina con frecuencia y lleva el rabo elevado.

Patología

Ulceración y enrojecimiento son visibles en la mucosa nasal, en la faringe y la traquea. Lesiones están normalmente restringidas a la vía aérea superior. Bronquitis y neumonía también pueden ser observados, pero usualmente como consecuencia de infecciones bacterianas secundarias. Mucosas respiratorias son enrojecidas y edematosas, con focos de úlceras y algunos lesiones hemorrágicos.[7] [1]

Vulvovaginitis pustular infecciosa (IPV) y balanopostitis pustular infeccioso (IPB) es una inflamación pustular causando enrojecimiento y edema de la mucosa genital con vesículas y pústulas evolucionando a úlceras.

Diagnóstico

Un brote de enfermedad respiratoria aguda con abundante secreción nasal, fiebre y depresión sugiere la rinotraqueitis infecciosa bovina (IBR). En un rebaño ingenuo, la epidemia avanza rápidamente y los síntomas respiratorios son asociados con las muertes neonatales y abortos entre los 4 y 8 meses de embarazo. Cepas hipovirulentas pueden circular sin sintomatología. Se sospecha la forma vulvovaginitis pustulosa infecciosa (IPV) si los animales tienen lesiones vesiculares y pustulosas de la mucosa genital y no hay evidencia de transmisión venérea.

En el laboratorio, se puede aislar el virus de hisopos nasales o vaginales, o de tejido triturado. El ADN de Herpesvirus Bovino-1 de también puede ser detectado por reacción en cadena de la polimerasa (PCR). En un animal individual, técnicas serológicas de pares puede ser útil con una respuesta de anticuerpo visto dos semanas después de los signos clínicos.

También se ha desarrollado ELISAs para detectar anticuerpos contra el Herpesvirus Bovino-1 en la leche a granel, o en muestras de leche de vacas individuales. ELISAs de leche funcionan bien en comparación con el estándar ELISA de suero.

En los programas de control de la rinotraqueitis infecciosa bovina (IBR), el diagnóstico serológico tiene como objetivo identificar los animales con una infección latente. Sin embargo, algunos animales son portadores seronegativos latentes (SNLC), es decir, están infectadas de forma latente con el Herpesvirus Bovino-1 sin anticuerpos detectables.[8]

Tratamiento

El tratamiento que usualmente se requiere es de apoyo para esta enfermedad. Si la infección bacteriana secundaria está presente, se puede utilizar antibióticos como tratamiento.

Se recomienda los medicamentos antiinflamatorios para el tratamiento de la fiebre y para aliviar el dolor.

Control

Hay una vacuna disponible para el control y esta muy utilizada. Vacunas inactivadas y atenuadas vivas estén disponibles. El esquema de vacunación consta de dos vacunas a un intervalo de 3 semanas para las vacunas inactivadas, a partir de 3-4 meses para evitar la interferencia con los anticuerpos del calostro. Las vacunas vivas atenuadas se administran una o dos veces, dependiendo del tipo de vacuna. Duración de la inmunidad es de seis meses a un año. Se recomienda la vacunación de los terneros jóvenes para prevenir los signos clínicos. La vacunación de los terneros de menos de 3 meses de edad se puede lograr mediante la administración intranasal de una vacuna atenuada. Esta ruta es mejor para superar la interferencia debida a la inmunidad materna. Las vacunas deben proteger el ganado clínicamente en el caso de infección y reducir de manera significativa el derramamiento del virus. La vacunación de los animales con una infección latente puede reducir el nivel de excreción de este grupo. Vacunas marcadoras también están disponibles y recomendidas. Se basan en mutantes con la glicoproteína E (gE) eliminados, con anticuerpos detectables que presentan al antígeno gE marcador en los individuos vacunados y indica el tipo de infección viral salvaje.

Referencias

  1. 1,0 1,1 Straub, O. C (1990) Infectious bovine rhinotracheitis virus. Virus infections of ruminants, 71-108;10
  2. OIE (2005) Terrestrial Animal Health Code. Paris, France: Office International Des Epizooties, Chapter 2.3.5.
  3. Thiry, E et al., (2001). Risk evaluation of cross-infection of cattle with ruminant alphaherpesviruses related to bovine herpesvirus type 1. In: Körber R, ed. Tagungsbeiträge, 3. Internationales Symposium zur BHV-1- und BVD-Bekämpfung, Stendal, in press
  4. Six, A., Banks, M., Engels, M., Bascunana, C. R., Ackermann, M (2001) Latency and reactivation of bovine herpesvirus 1 (BHV-1) in goats and of caprine herpesvirus 1 (CapHV-1) in calves. Archives of Virology, 146(7):1325-1335; 38
  5. Smith, K. C (1997) Herpesviral abortion in domestic animals. Vet Journal, 153(3):253-268
  6. Thiry, E., Detilleux, P., Vriese, A., Pirak, M., Pastoret, P-P (1984) Infectious bovine rhinotracheitis in the neonatal period: a review and a case report. Annales de Médecine Vétérinaire, 128(1):33-40; 25
  7. Gibbs, E. P. J., Rweyemamu, M. M (1977) Bovine herpesviruses. Part I. Bovine herpesvirus 1. Veterinary Bulletin', 47:317-343.
  8. Lemaire, M., Meyer, G., Baranowski, E., Schynts, F., Wellemans, G., Kerkhofs, P., Thiry, E (2000) Effects of bovine herpesvirus type 1 infection in calves with maternal antibodies on immune response and virus latency. J Clin Microbiol, 38:1885-1894

Kaashoek, M. J., Moerman, A., Madic, J., Rijsewijk, F. A. M., Quak, J., Gielkens, A. L. J., Oirschot, J. Tvan (1994) A conventionally attenuated glycoprotein E-negative strain of bovine herpesvirus type 1 is an efficacious and safe vaccine. Vaccine, 12(5):439-444; 19

Karstad, L., Jessett, D. M., Otema, J. C., Drevemo, S (1974) Vulvovaginitis in wildebeest caused by the virus of infectious bovine rhinotracheitis J Wildlife Diseases, 10:392-396.

Lemaire, M., Meyer, G., Baranowski, E., Schynts, F., Wellemans, G., Kerkhofs, P., Thiry, E (2000) Production of bovine herpesvirus type 1-seronegative latent carriers by administration of a live-attenuated vaccine in passively immunized calves. J Clin Microbiol, 38(11):4233-4238; 43 ref.

Mars, M. H et al (2000) Airborne transmission of bovine herpesvirus 1 infections in calves under field conditions. Veterinary Microbiology, 76(1):1-13.

Mars, M. H., Bruschke, C. J. M., Oirschot, J. Tvan (199) Airborne transmission of BHV 1 [bovine herpesvirus 1], BRSV [bovine respiratory virus], and BVDV [bovine virus diarrhoea virus] among cattle is possible under experimental conditions. Veterinary Microbiology, 66(3):197-207; 33

OIE, 2004. Manual of Diagnostic Tests and Vaccines for Terrestrial Animals. Paris, France: World Organisation for Animal Health. http://www.oie.int/eng/normes/mmanual/A_summry.htm. (accessed April 2011)

OIE, 2009. World Animal Health Information Database - Version: 1.4. World Animal Health Information Database. Paris, France: World Organisation for Animal Health.

Van, Oirschot, J. T., Kaashoek, M. J., Rijsewijk, F. A. M (1996) Advances in the development and evaluation of bovine herpesvirus 1 vaccines. Veterinary Microbiol, 53(1/2):43-54; 60

Wyler, R., Engels, M., Schwyzer, M (1989) Infectious Bovine Rhinotracheitis/Vulvovaginitis (BHV-1). In: Wittmann G, ed. Herpesvirus Diseases of Cattle, Horse and Pigs. Massachusetts, USA: Kluwer Academic Publishers, 1-72.


CABIlogo

Este artículo fue originalmente de The Animal Health & Production Compendium (AHPC) publicado en el web por CABI.

Hoja(s) de datos utilizados: bovine herpesvirus 1 and bovine herpesvirus 1 infections el 3 April 2011